viernes, febrero 16, 2018

Ahora sí se viene Feced III: Los represores llegan al juicio en prisión preventiva



La Cámara de Casación Penal prorrogó las prisiones preventivas de los represores de la patota del Servicio de Informaciones (SI), el mayor centro clandestino de tormentos que funcionó durante la dictadura en Rosario, y los imputados llegarán al juicio detenidos, aunque varios bajo el régimen domiciliario. La información fue difundida el miércoles pasado por la Unidad de Asistencia a las causas por violaciones a los Derechos Humanos cometidos durante el terrorismo de Estado. El proceso, conocido como Feced III, tras varias suspensiones finalmente comenzará el próximo 15 de marzo.

A través de un comunicado de prensa, la delegación local del Ministerio Público Fiscal, informó este miércoles que el pasado viernes 9 de febrero, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nro. 2 notificó la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal de prorrogar las prisiones preventivas de varios de los imputados de la causa “Feced III”. Además, indicó la misma fuente, “Casación insta al Tribunal Oral a que comience el juicio oral y a que se le imprima celeridad una vez empezado”.

El inicio del juicio, luego de varias prórrogas, está previsto para el día 15 de marzo. Las audiencias serán los días jueves y viernes, cada 15 días, precisó el parte de prensa. El tribunal está integrado por los jueces Lilia Graciela Carnero (integrante del Tribunal Oral nro. 1 de Entre Ríos), Jorge Sebastián Gallino (integrante de la Cámara Federal de Apelaciones Rosario) y Osvaldo Facciano (integrante del Tribunal Oral nro. 3 de Rosario). El fiscal interviniente es Adolfo Villatte (Fiscal General y Titular de la Unidad de Asistencia a las causas por violaciones a los Derechos Humanos cometidos durante el terrorismo de Estado, Jurisdicción Rosario).

En el proceso, participan como parte querellante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación; la agrupación Hijos; la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos); y distintas querellas que representan a víctimas particulares.

Los acusados son 14: Carlos Ulpiano Altamirano, Eduardo Dougour, Julio Fermoselle, Ramón Telmo Alcides Ibarra, José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Marcote, Lucio César Nast, Ovidio Marcelo Olazagoitía, José Carlos Antonio Scortechini, Ernesto Vallejo, Ramón Rito Vergara, Héctor Gianola, Daniel González y Eugenio Segundo Zitelli. Los primeros 11 nombrados ya fueron juzgados y condenados en juicios orales anteriores. Gianola, González y Zitelli, serán juzgados por primera vez.

En Feced III se juzgarán los casos correspondientes a 152 víctimas, de los cuales serán analizados por primera vez los que comprenden a 90 víctimas.

Según informó la fiscalía, los delitos que constituyen la acusación son: privaciones ilegales de la libertad agravadas; tormentos agravados; abusos sexuales agravados –sólo el acusado Marcote y por dos víctimas–; homicidios agravados –sólo los correspondientes a 20 víctimas y no todos los imputados están acusados por esta figura– y asociación ilícita para quienes no fueron juzgados con anterioridad por este delito.

La cantidad de testigos ofrecidos por las partes y admitidos por el Tribunal es de 322 –entre quienes se encuentran sobrevivientes, familiares, expertos, entre otros–.

De los imputados que serán juzgados en el proceso, varios tienen prisión domiciliaria y a pesar de la prórroga de la preventiva llegarán al proceso en sus casas.

Tal cual publicó semanas atrás el semanario El Eslabón, los represores del Juicio Feced III que se encuentran en sus domicilios son Altamirano, Dougour, Olazagoitía, Scortechini, Gianola, González y el cura Zitelli, quien en realidad se encuentra en el un Instituto Cristo Rey de la ciudad de Roldán.

Foto: Manuel Costa
Con la tecnología de Blogger.