jueves, octubre 27, 2016

Guerrieri III. Delcaró Amelong: “Hice lo que tenía que hacer”


Foto: Franco Trovato Fuoco.

Uno de los imputados en el juicio de la causa Guerrieri III por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, Juan Daniel Amelong, declaró este jueves que participó de lo que definió como un “conflicto”.
El acusado –que ya posee dos condenadas anteriores por su actuación durante el Terrorismo de Estado- les dijo a los integrantes del Tribunal Oral Federal I de Rosario que “ustedes no son mis jueces naturales”, por cuanto entiende que su conducta durante la última dictadura debe ser evaluada por la Justicia Militar.
Además, el teniente coronel (Re) Amelong declaró que “el Ministerio Público Fiscal está integrado de manera ilegal” y que en los juicios “no se llega a la verdad porque se coarta la prueba”.
El acusado consideró el proceso oral en su contra como un “juicio de venganza” y negó los cargos en su contra. Para ello, se remitió a las declaraciones indagatorias realizadas en los anteriores procesos en su contra.
Amelong, que integró el Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario durante la última dictadura, fue uno de los acusados en la tercera parte del juicio denominado Guerrieri que declaró en la jornada de este jueves.
En el debate oral hay otros nueve imputados entre militares retirados y ex Personal Civil de Inteligencia (PCI) de los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y tormentos contra 47 víctimas.
La causa investiga lo sucedido con detenidos-desaparecidos en los centros clandestinos de detención que integraron el circuito represivo del Destacamento 121 de Inteligencia: “La Calamita”, “Quinta de Funes”, “La Intermedia” y “Escuela Magnasco”.
En la audiencia de este jueves también declaró Foto: Franco Trovato Fuoco.
el ex subjefe de esa unidad militar de Inteligencia, Oscar Pascual Guerrieri, quien dijo: “Mis jefes están todos muertos y siendo así me toca a mí cargar con toda la responsabilidad”.
A su turno, el militar retirado Jorge Fariña se negó a declarar y sólo dijo que está por cumplir 75 años y espera que se le otorgue la prisión domiciliaria, a la vez que pidió no presenciar las audiencias.
El ex PCI Walter Pagano, otro de los imputados, solicitó lo mismo y negó los cargos en su contra.
Por su parte, el comisario retirado Rodolfo Isach –que prestó servicio como agente civil a la Inteligencia militar– le pidió al Tribunal declarar este viernes por problemas en la garganta.
La mayoría de los imputados le pidió al TOF1 no participar en forma directa de las audiencias, sino desde sus lugares de detención o en sus domicilios, aquellos que fueron beneficiados con prisión domiciliaria.

Delitos

Los diez acusados del juicio son los militares (RE) Pasc­ual Oscar Guerrieri, ­Juan Daniel Amelong, ­Jorge Alberto Fariña,­ Mar­ino Héctor González, Alberto Enrique Pelli­za y los personales civiles de inteligencia (PCI) Walter Salvador Dion­isio Pagano, Eduardo ­Rodolfo Costanzo, Ariel López y Juan­ Andrés Cabrera. Más el escurridizo Isach, quien estuvo prófugo durante cuatro años y en 2012 fue detenido en su casa del balneario de Ostende, en el partido bonaerense de Pinamar.
Los represores están imputados por delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y tormentos, cometidos en los centros clandestinos de detención La Calamita y Quinta de Funes contra 47 víctimas del Terrorismo de Estado, 24 de ellas desaparecidas.

Foto: Franco Trovato Fuoco.

Con la tecnología de Blogger.