miércoles, febrero 24, 2016

Juicio Cambiaso-Pereira Rossi: Dos imputados ampliaron indagatoria

Rodríguez es el del medio entre Walter Pagano (izquierda) y Pascual Guerrieri (derecha). foto de archivo: Jose Granata/ Télam.
Rodríguez es el del medio entre Walter Pagano (izquierda) y Pascual Guerrieri (derecha). foto de archivo: Jose Granata/ Télam.

El juicio oral por el secuestro y asesinato de los militantes peronistas Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereira Rossi, ocurrido en Rosario en las postrimerías de la última dictadura, entró en su etapa final al cerrarse este miércoles el debate tras la ampliación de indagatorias a los acusados. Uno de ellos admitió los hechos y remarcó: “No vamos a negar lo obvio”.


En el juicio están imputados por el secuestro y posterior asesinato de los militantes peronistas revolucionarios, ocurrido en mayo de 1983, doce militares y civiles, entre los que se destacan el último presidente de facto, Reinaldo Benito Bignone, y el excomisario bonaerense Luis Abelardo Patti.

En la audiencia de este miércoles celebrada por el Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) de Rosario, integrado por los jueces Omar Digerónimo, Beatriz Caballero y Jorge Benegas Echagüe, ampliaron sus declaraciones indagatorias dos de los acusados, mientras que el tribunal rechazó una testimonial ofrecida por la fiscalía al considerarla “extemporánea”.

En primer lugar amplió la declaración Rodolfo Rodríguez, quien era jefe del Departamento III de Operaciones del Comando del II Cuerpo del Ejército al momento de los hechos.
En su defensa, Rodríguez explicó que por el lugar que ocupaba en la estructura del II Cuerpo no pudo haber participado del operativo en el que fueron secuestrados Cambiaso y Pereyra Rossi, porque los mismos estaban a cargo del Comando y el sector Inteligencia.

Señaló que distinto hubiese sido si el hecho hubiera ocurrido entre 1976 y 1978, cuando el Ejército llevaba adelante con mayor énfasis la “lucha contra la subversión”, y añadió que en 1983 él se ocupaba de otras tareas en esa fuerza, a la vez que distribuyó en la sala láminas con el organigrama del II Cuerpo.

Tras hacer una larga introducción en la que se refirió a los secuestros y homicidios de Cambiaso y Pereira Rossi por los que está acusado, el militar admitió que “los hechos no se pueden negar” e incluso remarcó: “No vamos a negar lo obvio”. Aunque después insistió que ese operativo que culminó con los asesinatos de los militantes peronistas, ocurrieron fuera de su esfera de responsabilidades y se los endilgó al área de inteligencia del Ejército.

Luego amplió su declaración el ex Persona Civil de Inteligencia (PCI), Carlos Sfulcini, quien realizó su descargo.

Finalmente, el TOF2 resolvió cerrar el debate y estableció que el próximo 2 de marzo inicie el alegato final la querella particular que encabeza la abogada de Hijos Rosario, Nadia Schujman, en representación de la familia de Cambiaso.

De acuerdo a la investigación, Cambiaso y Pereira Rossi fueron secuestrados del bar “Magnum” de Rosario por una patota integrada por PCI que dependía del jefe del Destacamento de Inteligencia 121 de de Rosario, a cargo de Pascual Guerrieri, otro de los imputados.

Los dos militantes fueron trasladados en un camión hasta las afueras de Rosario, donde los represores los sometieron a tormentos.

Según la instrucción de la causa, luego fueron entregados a una partida policial del Comando Radioeléctrico de Tigre al mando de Patti e integrada por dos suboficiales, uno de los cuales falleció y otro llegó a juicio, Amadeo Spataro.

Los cuerpos de Cambiaso y Pereira Rossi aparecieron baleados dos días después en un camino rural de la localidad bonaerense de Lima y la policía emitió un comunicado en el que redujo el hecho a “un enfrentamiento”.

Pericias efectuadas a los cuerpos determinaron que fueron torturados y una de las víctimas presentaba un disparo a corta distancia, señal de haber recibido un tiro de remate.

También están imputados en el juicio el segundo del Destacamento de Inteligencia de Rosario durante la última dictadura, Luis Américo Muñoz; y el jefe del II Cuerpo al momento de los hechos, Carlos Lucena.

Los demás imputados son los Walter Pagano, Juan Andrés Cabrera y Ariel López. El también ex PCI Ariel Porra, quien también estaba entre los acusados, falleció el año pasado.

Aguante

Convocado por el espacio Juicio y Castigo, en la puerta del tribunal se retomó el “aguante” a testigos y querellantes que habitualmente realizan los organismos de derechos humanos.
Este miércoles la movida sobre el bulevar Oroño tuvo un a presencia especial, al recibir el apoyo de gremios y movimientos sociales y políticos que culminaron en ese lugar, su participación en la jornada de paro y movilización contra los despidos y la criminalización de la protesta.

Organizaciones gremiales, sociales y políticas, que protagonizaron la jornada de protesta, llegaron al tribunal para manifestar su apoyo a los juicios a los represores. Foto: Franco Trovato Fuoco.
Organizaciones gremiales, sociales y políticas, que protagonizaron la jornada de protesta, llegaron al tribunal para manifestar su apoyo a los juicios a los represores. Foto: Franco Trovato Fuoco.

Con la tecnología de Blogger.