miércoles, septiembre 24, 2014

Guerrieri I: La Corte Suprema dejó firme cuatro condenas

Ante la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que declaró “inadmisible” el recurso interpuesto por la defensa del represor Juan Daniel Amelong, condenado a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad, la agrupación H.I.J.O.S Rosario presentó este martes ante el Colegio de Abogados un pedido para que la entidad le retire definitivamente la matricula. La Justicia de Rosario había restituido la matrícula de abogado al represor argumentando que las tres condenas contra el ex militar no estaban firmes, luego que el Colegio la suspendiera provisoriamente en 2011.
Pero este martes, la Corte Suprema de Justicia declaró inadmisible un recurso de queja presentado por la defensa de Amelong, y la condena a prisión perpetua que recibió en 2010 ante el Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) por lo delitos que se juzgaron en la causa conocida como Guerrieri I quedó firme.
“Vamos a presentar un escrito en el Colegio de Abogado atento a que está firme la sentencia del juicio Guerrieri I, para que se le retire la matrícula de abogado a Amelong”, dijo a Nadia Schujman, patrocinante de la agrupación H.I.J.O.S y querellante en aquél proceso oral de 2010.
El “Teniente Daniel”, nombre de guerra de Amelong durante la última dictadura, también fue condenado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en un juicio que se realizó en Paraná durante el 2011, y en la causa Guerrieri II de Rosario en diciembre del año pasado.
Por pedido de matriculados vinculados a organismos defensores de derechos humanos, el Colegio de Abogado de Rosario le suspendió la matrícula al teniente coronel (re) Amelong en agosto de 2011.
Sin embargo, Amelong –cuya familia prestó un inmueble de su propiedad para utilizar como centro clandestino de detención- apeló la medida a la Justicia, que le dio la razón.
La Corte Suprema de Justicia de Santa Fe dejó firme, en octubre del año pasado, mediante un fallo dividido, una resolución de la Cámara de Apelaciones de Rosario que había ordenado restituirle la matrícula para ejercer la profesión al represor del Ejército.
“La Corte santafesina dijo en su momento que no había sentencia firme”, recordó la abogada Schujman.Y agregó que ahora que la Corte nacional confirmó la condena a prisión perpetua por el primer juicio que afrontó Amelong, solicitará al Colegio que le retire la matrícula.
Desde el Colegio informaron que la entidad reunirá este miércoles a su directorio y tratará la presentación efectuada por H.I.J.O.S.
La corte Suprema dejó firme tres condenas más a prisión perpetua, además de la de Amelong. Las cuatro condenas corresponden al primer juicio por delitos del terrorismo de Estado realizado en Rosario desde la reapertura de los procesos.
La abogada explicó que aún falta resolver la presentación de uno de ellos. Quedaron firmes las condenas a prisión perpetua dictadas en abril de 2010 por el TOF1 de Rosario contra los militares retirados Juan Daniel Amelong; Pascual Omar Guerrieri y Alberto Fariña; y el ex Personal Civil de Inteligencia (PCI) Walter Salvador Pagano.
En tanto, espera resolución el recurso de queja interpuesto por la defensa del otro PCI condenado en ese juicio, Eduardo Costanzo.
“Es una resolución muy importante, porque es la primera condena de Rosario que queda firme”, resaltó a esta agencia Schujman.
En abril pasado la Sala III de la Cámara de Casación Penal, integrada por los jueces Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Mariano Borinsky, rechazó un recurso extraordinario presentado por las defensas de los cinco condenados para que el caso fuera revisado por la Corte.
Finalmente, los defensores fueron en queja al máximo tribunal, que con la firma de cuatro de sus integrantes declaró “inadmisible” el planteo, señalaron fuentes del caso.
Los cuatro represores cuyas condenas quedaron firmes formaron parte del Batallón de Inteligencia 121 de Rosario que durante la última dictadura coordinó el funcionamiento de los centros clandestinos de detención “La Calamita”, ubicado en Granadero Baigorria; “Quinta de Funes” de esa localidad; “Escuela Nº 288 Osvaldo Magnasco” de Rosario; quinta “La Intermedia” perteneciente a la familia de Amelong, ubicada a 30 kilómetros al norte de Rosario; y la “Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu”.
El fallo dictado en 2010 por el TOF1 de Rosario probó la existencia de un “plan sistemático” y global con el objetivo de exterminar a militantes políticos que fue ejecutado, entre otras áreas del Ejército y la Policía, por el Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario que integraron los acusados.
Con la tecnología de Blogger.