lunes, abril 14, 2014

Feced II: Polémica tras la ampliación de indagatoria del Ronco Julio Cesar Nast


Julio César Nast, alias Ronco.

En el marco de la última audiencia del proceso en el que se juzga a una parte de la patota que operó en el centro clandestino de detención que funcionó durante la dictadura en el ex Servicio de Informaciones de la policía de Rosario (SI), el represor Julio César Ronco Nast se defendió de las acusaciones al señalar que hubo médicos que constataron en aquel entonces la salud de los detenidos políticos. “Ha sido visitante el doctor Hermes Binner, que debería prestar declaración para que diga si pudo ver alguna persona torturada", indicó el imputado. El señalamiento del ex policía, que se suma al de su camarada de armas, Carlos Ulpiano Caramelo Altamirano, disparó una polémica tras su publicación en el diario La Capital.

El viernes pasado, Nast amplió su declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario, para defenderse de las imputaciones que pesan sobre él y otros nueve represores del SI. “Jamás he torturado a una persona. Me declaro ajeno a esos hechos”, planteó en un tramo de su extensa argumentación, que no estuvo exenta de cinismo, y en la que repartió agravios para sobrevivientes, abogados y fiscales.

"Los prisioneros recibían asistencia médica de todo tipo. Operaban galenos, como el doctor Sylvestre Begnis, hijo del (ex) gobernador de la provincia; Amílcar César Valle, médico de la policía que era el primero en constatar denuncias de apremios ilegales, y también eran asistidos por médicos particulares”, agregó el acusado de los delitos de homicidio, privación ilegítima de la libertad, tormentos y asociación ilícita cometidas durante el terrorismo de Estado.

Y en ese punto de su intervención, el ex policía lanzó la frase de la polémica. “Ha sido visitante el doctor Hermes Binner que debería prestar declaración para que diga si pudo ver alguna persona torturada”, apuntó Nast, aunque sus dichos recién levantarían “vuelo” mediático el lunes siguiente, cuando el diario La Capital los publicó bajo el título “En medio del juicio oral Feced II, un represor pidió que citen a Hermes Binner”.

Otro que tire

Dos años atrás, el abogado de Nast y Altamirano, Gonzalo Miño, en ese entonces defendiendo al ex jefe del Segundo Cuerpo del Ejército, Ramón Díaz Bessone –condenado a prisión perpetua–, ya había armado un importante revuelo cuando en su alegato reclamó que también sean enjuiciados “los civiles que formaron parte de la dictadura cívico militar”. “Imputados como Altamirano mencionaron que el doctor Hermes Binner revisaba a los detenidos y pedía que lo lleven tabicado (ojos vendados). Esa gente debería ser traída a estos juicios”, se quejó en 2012 el letrado que suele incorporar a sus argumentos jurídicos una defensa política de sus clientes.

En esa oportunidad, Altamirano no estaba sentado en el banquillo de los acusados como en este juicio y la referencia de Miño era a una declaración brindada en la etapa de instrucción del expediente que ahora se está ventilando en el TOF2 todos los jueves y viernes.

Tras aquella intervención de Miño, y las repercusiones políticas que se generaron en 2012, Binner, requerido por la prensa, respondió con una infortunada frase: “Me parece que estamos hablando del pasado, tenemos que pensar en el futuro”. Y luego aseguró que la única vinculación que tuvo con el Ejército fue cuando hizo el servicio militar. “Y no lo hice en enfermería, sino en ropería”, bromeó.

Tras la ampliación de indagatoria del Ronco Nast del viernes pasado, Caramelo Altamirano anunció que hará lo propio en la próxima audiencia.

La defensa de Zabalza

“Es un soberano disparate”, dijo el diputado nacional santafesino por el socialismo, Juan Carlos Zabalza, quien saltó a defender a su compañero de bancada Binner. El legislador aseguró que “obviamente esto sirve a quienes desean de alguna manera generar dudas sobre la conducta de un hombre público que fue intendente de Rosario, gobernador de Santa Fe y que ha ocupado una cantidad de lugares institucionales destacadísimos”.

En una entrevista con el decano de la prensa, Zabalza planteó que las declaraciones de estos represores “tienen el mismo sentido que lo que escribió el representante del Movimiento Evita (Gerardo Rico), estamos en esa campaña”, en alusión a una columna de opinión publicada en ese mismo diario y firmada por Rico bajo el título “Binner es la derecha culposa”.

“Hay una búsqueda desesperada de elementos que quieran ensuciar la historia limpia y transparente de Hermes Binner”, concluyó el socialista.

Retruco

Desde el Movimiento Evita, quien salió a responderle a Zabalza fue José Luis Berra, sobreviviente del SI y uno de los máximos referentes de ese espacio político en Santa Fe, quien además declaró hace un par de audiencias en el juicio Feced II.

“Sr. Zabalza –posteó Berra en su muro de facebook–: Como víctima de las aberraciones cometidas durante el terrorismo de Estado en el Servicio de Informaciones de la Policía de Rosario, actualmente militante del Movimiento Evita y como testigo en las causas Feced I y II, siento un profundo dolor e indignación que usted intente comparar una posición política respecto del ex gobernador Binner con los dichos de un genocida que –además– lo pone a Binner en una dudosa actitud durante la dictadura cívico-militar”.

El referente del Evita planteó, además, que “no es ni el momento ni la oportunidad de discutir acerca de la actitud del Partido Socialista Popular durante la dictadura”, aunque agregó: “Pero sí me parece intolerable y cobarde su actitud, impropia de un dirigente que se dice democrático”.

“Creo que antes de tratar de ensuciar a quienes pusimos el pellejo para enfrentar a la dictadura genocida, sería bueno que al menos el doctor Binner saliera a aclarar los dichos que por segunda vez lo ponen en una actitud complaciente con los verdugos del Servicio de Informaciones”, afirmó el ex preso político.

Foto: Andrés Macera (Rosario/12)

Con la tecnología de Blogger.