jueves, noviembre 14, 2013

Juicio Guerrieri II: Cuatro represores ampliaron sus declaraciones indagatorias


Cuatro de los doce imputados en el juicio oral por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en la causa denominada Guerrieri II, que se lleva adelante en Rosario, ampliaron este jueves sus indagatorias ante el Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) y uno de ellos reconoció el móvil “económico” del golpe. El teniente coronel retirado y abogado, Juan Daniel Amelong, realizó una reivindicación del terrorismo de Estado y admitió que el golpe de Estado de 1976 tuvo “un fin económico”, aunque aclaró que él sólo tuvo un “interés militar”.
“Si el Proceso de Reorganización Nacional tuvo un fin económico, me importa poco, yo creo que lo tuvo”, dijo Amelong durante una extensa ampliación de indagatoria realizada hoy ante el TOF1 de Rosario, en la que se detuvo a señalar presuntas contradicciones de los testigos del juicio y de los sobrevivientes de la dictadura.
“Si hubo intereses personales en (el ex ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo) Martínez de Hoz, en (el presidente de facto Jorge) Videla, en Papel Prensa, la verdad yo no lo sé, lo estoy sabiendo ahora y es posible que lo haya habido”, agregó el ex miembro de la Inteligencia del Ejército.
Aclaró que su participación en la represión ilegal no estuvo motivada en razones económicas: “El interés que yo tenía era militar”, dijo.
Para Amelong, “la producción del golpe fue porque el país estaba siendo agredido por las organizaciones terroristas”.
El teniente coronel retirado que ya fue condenado en 2009 por violaciones a los derechos humanos, añadió que “desde el punto de vista militar creo que había una razón para que se produjera (el golpe), porque las agresiones del ERP y del ejército Montonero se seguían produciendo al momento en que se produjo el golpe”.
Por su parte, el teniente coronel (R) Pascual Guerrieri, jefe del Batallón de Inteligencia 121 de Rosario durante la última dictadura, también amplió su indagatoria y pidió al tribunal que le realicen preguntas.
Consultado sobre el destino de los cuerpos de los desaparecidos, el militar ratificó que no romperá el pacto de silencio que sobrevivió a la dictadura.  ”¿Dónde están las personas que asesinaron en la Intermedia?”, preguntaron desde el Tribunal, la jueza, Noemí Berros. “Yo no me ocupé de los desaparecidos. No lo sé”, contetó Guerrieri. “Usted está reconociendo parte de los hechos que se le imputan. Una manera digna para darle un final a esto es que usted diga lo que sabe”, retrucó otra magistrada, Lilia Carnero. “Pero no puedo decirle más de las cosas que sé. Los cuerpos no sé, eso va a quedar así”, balbuceó Guerrieri.
Dijo que era “un militar” al que le daban órdenes y reconoció que participó en “combates”, que en ocasiones fueron fusilamientos presentados por el régimen como “enfrentamientos”.
Preguntado por el tribunal acerca de si existió la “obediencia debida” para cumplir las órdenes encomendadas por sus superiores, dudó: “No sé si era obediencia debida o no, pero era lo que teníamos que hacer”.
También amplió su indagatoria en la audiencia de este jueves el capitán retirado Jorge Fariña, quien dijo que cuando compartió pabellón de detención con Videla en el penal de Marcos Paz “le pregunté por qué se había dado el golpe”.
“Me dijo: ‘Porque el país estaba muy desordenado. Yo sé que tardé un tiempo, pero al final se ordenó’”, contó Fariña, y luego se quejó porque Videla “se sacó el sayo” sobre la represión ilegal y “lo tiró a los elementos de Inteligencia”, área en la que el imputado se desempeñó en el Ejército.
Además, amplió su indagatoria Carlos Sfulcini, quien se circunscribió a desechar la acusación que hizo sobre él otro imputado, Eduardo Costanzo, quien lo vinculó con el secuestro del militante comunista Tito Messiez, cuyo caso se ventila en este juicio oral.
Tras las cuatro ampliaciones de indagatorias, los jueces del TOF1, Roberto López Arango, Lilia Carnero y Noemí Berros, decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves, cuando declaren otros dos acusados.
En la causa también están imputados, además de los mencionados, Walter Pagano, Marino González, Joaquín Gurrera, Ariel Porra, Alberto Pelliza, Ariel López y Juan Andrés Cabrera.
Con la tecnología de Blogger.