viernes, agosto 16, 2013

Juicio Guerrieri II: Admiten que acusados no estén presentes en las audiencias


El Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) de Rosario accedió este viernes al pedido de ocho de los doce acusados en el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en la causa Guerrieri II de no participar de las audiencias, a pesar de la oposición de las querellas particulares y de la fiscalía.

Así, a partir del próximo jueves sólo los imputados Juan Daniel Amelong, Carlos Sfulcini, Ariel Porra y Marino González estarán presentes en la sala de audiencias durante las declaraciones testimoniales.

Mientras que Pascual Guerrieri, Alberto Fariña, Walter Pagano, Eduardo Costanzo, Alberto Pelliza, Andrés Cabrera, Joaquín Gurrera y Ariel López seguirán las instancias del juicio desde sus lugares de detención o sus domicilios, de acuerdo a su condición procesal.

A la vez, el tribunal integrado por los jueces entrerrianos Roberto López Arango, Lilia Carnero y Noemí Berros decidió en la audiencia de hoy que el teniente coronel (R) Amelong, que es abogado, participe de su propia defensa como co-defensor junto a su letrado oficial.

Tanto el fiscal del juicio, Gonzalo Stara, como los representantes de las querellas particulares se opusieron a que Amelong actúe como co-defensor.

“Lo único que hace es entorpecer el accionar del juicio y embarrar la cancha”, dijo tras la audiencia Álvaro Baella, representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Argumentó que “las querellas nos opusimos a que Amelong pregunte directamente a los testigos, porque era el mismo que hacía en los centros clandestinos con los detenidos tabicados o encapuchados”. “Para ellos es como revivir el tormento”, completó.

Ante ese planteo el TOF1 resolvió que el imputado pueda hacer las preguntas a los testigos mediante la presidencia del tribunal.

Los jueces también decidieron favorablemente la solicitud de tres imputados que habían pedido contar con notebooks en sus lugares de detención para analizar las pruebas que se encuentran digitalizadas.
“El tribunal consultó a las autoridades penitenciarias y dijeron que no hay problemas en que ingresen computadoras a su lugar de detención”, fundamentó el presidente del TOF1, López Arango.
Tras concluir las cuestiones preliminares, el tribunal dispuso que el próximo jueves comience la etapa de testimoniales con las declaraciones de Sabrina Gullino, Sebastián Álvarez y Pablo Del Rosso, tres hijos de desaparecidos que además de querellantes serán testigos en el juicio.
En la causa se ventilan delitos de lesa humanidad cometidos contra 27 víctimas en cinco centros clandestinos de detención, entre ellos 14 casos de homicidios.
Con la tecnología de Blogger.