viernes, mayo 31, 2013

Juicio a represores de San Lorenzo: Al lugar de los hechos

El TOF 1 se trasladará a San Lorenzo. Foto: Graciela Borda
El juicio contra lo represores de San Lorenzo durante la dictadura prosiguió está semana con las declaraciones de dos testigos propuestas por la parte acusada y la utilización de la palabra de dos de los imputados: Horacio Maderna y Pedro Pili Rodrígiuez. Además, el Tribunal Oral Federal N° 1 de Rosario informó que este viernes la audiencia se trasladará hacia la zona del Cordón Industrial para realizar una inspección ocular al Batallón de Arsenales ubicado en Fray Luis Beltrán, la Municipalidad y la jefatura policial de San Lorenzo.  

Testigos de parte los represores

Una de las testigos presentadas por los represores el pasado jueves 30 de mayo fue María del Carmen Gianoli, directora de Cementerios de San Lorenzo, de la Municipalidad sanlorencina desde 1971, la otra fue Lidia Barbosa, quien trabajó en el municipio de San Lorenzo entre 1967 y 2010.

Ninguna de las dos aportó ningún elemento sustancial más que transmitir que según su óptica durante los años de dictadura "no pasó nada". Por otra parte Horacio Maderna y Pedro Rodríguez hicieron uso de la palabra para negar negar informaciones que se han ido aportando desde el inicio del juicio. Maderna declaró para poner en dudas que la víctima del juicio, Manuel Casado, haya estado detenido en el lugar que él cree haber estado secuestrado.

Por su parte Rodríguez, hizo lo propio pero para desmentir que sea él la persona que aparece en una foto presentada por el Antropólogo -y testigo del juicio- Juan Nóbile, de un acto realizado en San Lorenzo durante la dictadura, en la que estaría junto a Videla y Galtieri y otros connotados represores.

Datos de la causa

En el juicio, que comenzó el 22 de marzo, son juzgados el teniente coronel retirado Rubén Osvaldo Cervera y el capitán retirado Horacio Hugo Maderna (jefe y subjefe del Batallón de Arsenales 121 de Fray Luis Beltrán en 1976), y el abogado Pedro Alberto Rodríguez, ex asesor del municipio de San Lorenzo durante la intervención militar.

En marzo de 1976 Cervera era el jefe del Batallón 121 de Arsenales de la localidad de Fray Luis Beltrán, lindera con San Lorenzo, y fue nombrado como interventor de este municipio durante el gobierno de facto.

Maderna ocupaba el segundo puesto en jerarquía en el Batallón de Arsenales y fue designado secretario de Gobierno de la intendencia de San Lorenzo; mientras que Rodríguez continuó como asesor jurídico del municipio, cargo que ya detentaba antes del Golpe de Estado.

Según la investigación, Casado fue secuestrado el 25 de marzo de 1976 en el cruce las calles Urquiza y San Martín de la localidad de San Lorenzo, cuando regresaba del cementerio junto a sus dos hermanas, que ahora son testigos en el juicio oral. Personal militar lo revisó y un cabo 1º de apellido Pintos le dio dos culatazos con su arma en la cabeza para luego subirlo a un camión, en el que fue trasladado al municipio de San Lorenzo, señala el expediente.

En la investigación, consta que Casado “en la intendencia fue interrogado por Cervera y también por Maderna, quien le preguntó por unas armas y le informó que quedaba detenido”.

Según el expediente, “Pintos le dijo «terrorista hijo de puta, vas a hablar o te voy a matar», y le pegó una fuerte patada”.

Casado “también vio en aquel momento a Rodríguez junto a Cervera y a Maderna y el primero de ellos le dijo: «Ésta es la última que hacés, de ésta no te salvas»”, reseña el expediente. Allí se agrega que luego la víctima fue trasladada al Batallón 121 de Arsenales donde “fue puesto y torturado sobre lo que sus captores llamaban parilla. Mientras se lo torturaba le decían «montonero», «terrorista», y le preguntaban dónde tenías las armas”.

De acuerdo a la investigación judicial, “mientras lo torturaban y lo golpeaban estaba ahí Rodríguez, que miraba y preguntaba acompañando a Cervera y a Maderna.” Tras ser torturado en el Batallón, Casado fue trasladado a la Jefatura de Policía de San Lorenzo donde estuvo detenido tres días antes de ser liberado.  
Con la tecnología de Blogger.