lunes, julio 30, 2012

Juicio a los represores de San Nicolás: El miércoles comienzan las indagatorias


El juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en San Nicolás durante la dictadura, que se desarrolla en los tribunales de Rosario, reinició este lunes sus audiencias con las denominadas “cuestiones preliminares”. El miércoles comenzarán las indagatorias a los represores.

En diálogo con Diario del Juicio, Álvaro Baella, abogado de HIJOS Rosario y representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, explicó que “en las cuestiones preliminares tratadas en la audiencia de este lunes la defensa del coronel retirado Antonio Federico Bossié planteó una nulidad, sobre la cuestión de las garantías del juez natural, en la cual este mismo tribunal ya sentó posición en otros juicios”.

El abogado indicó que “el próximo miércoles el tribunal resolverá el planteo” y que “ese mismo día comenzarán las declaraciones indagatorias de los imputados”.

Los imputados son el coronel retirado Manuel Fernando Saint Amant, en aquel entonces jefe del Área Militar 132 y del Batallón de Ingenieros 101 de San Nicolás; el coronel retirado Antonio Federico Bossié, jefe de Operaciones de la zona; y el ex comisario jefe de la delegación San Nicolás de la Policía Federal, Jorge Muñoz.

Según las estimaciones de Baella, “la semana próxima podrían estar comenzando las testimoniales”.

Datos de la causa

El proceso iniciado el 3 de julio pasado integra tres expedientes que tramitaron por separado y fueron unificados para su elevación a juicio oral y público.

Seis de las quince víctimas del juicio corresponden a lo que se denominó la Masacre de Juan B. Justo, un operativo conjunto de fuerzas militares y policiales que asaltó una vivienda ubicada en esa calle a la altura del 600, en la madrugada del 19 de noviembre de 1976 y mataron una familia entera: el matrimonio conformado por Omar Amestoy y María del Carmen Fettolini y sus dos pequeños hijos, Fernando (5) y María Eugenia (3). Esta misma causa también contempla el asesinato de Ana María Granada, madre de Manuel Gonçalves, el único sobreviviente de la mencionada masacre y a quien se le restituyó su identidad luego de 19 años gracias a la búsqueda de Abuelas de Plaza de Mayo.

Otro de los casos incluye a ocho militantes de la Juventud Peronista desaparecidos entre abril y mayo de 1977 en los nicoleños barrios Trípoli, Don Bosco y Santa Rosa: María Regina Spotti, María Rosa Baronio, Eduardo Luís Reale, Horacio Arístides Martínez, María Cristina Alvira, Raquel Rosa Alvira, Víctor Gustavo Almada y Martín Adrián Almada.

El tercero de los expedientes integrados al juicio, es en el que se investigó el secuestro de José María Mastroberardino, quien fuera víctima de la dictadura por alquilar su vivienda al matrimonio Almada-Spotti.

Campaña de acreditaciones

Desde el espacio Juicio y Castigo Rosario convocaron a "acreditarse para participar de las audiencias". Con una campaña que comenzó este sábado en la peatonal de Rosario, testigos, querellantes y organismos de derechos humanos invitan a los rosarinos a “se parte de este proceso histórico de condenas a los genocidas", y recordaron que "para acreditarse deben llevar una fotocopia de su dni los jueves o viernes".
Con la tecnología de Blogger.