miércoles, febrero 22, 2012

Nueva suspensión del juicio Díaz Bessone

En una infructuosa jornada, el Tribunal Oral Federal Nº 2 (TOF2) de Rosario suspendió hasta el martes próximo las audiencias del juicio por la causa Díaz Bessone ‒en la que se juzgan delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura‒, a pedido de la defensa del militar retirado, que argumentó "falta de instrucciones" para llevar adelante el alegato final, “producto de los problemas de salud”.

Además los magistrados renovaron la decisión de hacer un peritaje al ex Comandante del Segundo Cuerpo de Ejército. El fiscal Gonzalo Stara, volvió a oponerse y recordar que Díaz Bessone “pudo participar de una indagatoria el 10 de febrero”.

El ex comandante del Segundo Cuerpo de Ejército durante el primer año de la última dictadura, Ramón Genaro Díaz Bessone, sufrió un Accidente Cerebro Vascular (ACV) a principios de año que, de acuerdo con el planteo que realizó esta miércoles su abogado defensor, Gustavo Miño, “le impide brindar instrucciones para afrontar la etapa final del juicio”.

La medida fue solicitada por el defensor del militar retirado Gonzalo Miño, y recogió el rechazo del fiscal de la causa, Gonzalo Stara, y de los abogados de las querellas, quienes consideraron una "nueva dilación" en el proceso la suspensión solicitada por la defensa de Díaz Bessone.

Según explicó a Reacción Rosario el fiscal Stara, "el alegato es una tarea técnica a cargo del abogado de confianza y no es necesario que el imputado le de instrucciones".

"Esta nueva dilación ‒afirmó el fiscal‒ le da tiempo extra al señor defensor que le permite valorar con más detenimiento la prueba producida durante el debate y preparar el alegato".

Los abogados de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, de la agrupación HIJOS y de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) hicieron suyos los argumentos de la Fiscalía para rechazar el planteo del abogado de Díaz Bessone.

Sin embargo, el TOF2 decidió suspender las audiencias hasta el martes 28 de febrero y volvió a expresar que se encargará a una junta médica la revisión del imputado a los fines de establecer sus condiciones de salud, según dijo en la audiencia el presidente del Tribunal, Osmar Paulucci.

"Esto no se trata de un chicaneo ni de querer bicicletear", adujo Miño, el abogado defensor de Díaz Bessone. "Esta defensa carece de instrucciones, sabemos que los alegatos son cuestiones técnicas, pero en este tipo de causas hay cuestiones históricas que la defensa tiene que consultar con su defendido para saber qué se tiene que decir o qué no se tiene que decir", abundó el letrado.

Miño también planteó que es necesario "valorar que existen tratados internacionales y que existe el derecho a la salud, que es más importante que una o dos audiencias, y en este caso es importante el estado de salud de Díaz Bessone".

El fiscal de la causa, Gonzalo Stara, al igual que en la audiencia del jueves pasado, planteó una revocatoria a la decisión del tribunal de suspender la audiencia, por entender que Miño podía comenzar igual con su alegato, ya que no se requiere la presencia de Díaz Bessone para hacer su defensa que “ser técnica” y por no ser “un acto personalísmo”. Pero los magistrados no le hicieron lugar.

En contacto con Redacción Rosario, Stara había señalado que el 10 de febrero pudo ver que “Díaz Bessone puede soportar un proceso, ya que estuve presente en el domicilio del imputado en el marco de una indagatoria que prestó a la justicia federal de Paraná y que se hizo en su casa”.

El fiscal recordó además que Díaz Bessone ya “fue dado de alta por el Hospital Militar" de Buenos Aires, en el que estuvo durante enero.

Otra suspensión y van

El juicio había sido suspendido el jueves último a pedido de Miño, el defensor de Díaz Bessone, quien había reclamado que su cliente sea apartado del juicio “por razones de salud”. Luego de la oposición de fiscalía y querellas, los jueces habían resuelto que se haga una nueva pericia al imputado y convocado a retomar las audiencias este miércoles. Pero en la audiencia de esta jornada, Miño volvió con el mismo planteo ‒pero en el que remarcó lo de las ridículas “instrucciones”‒, que también recibió la oposición de fiscal y querellas.

Para los organismos de derechos humanos que esperaban para este miércoles el reinicio de las audiencias del juicio contra una parte de la patota de Agustín Feced, la nueva suspensión fue tomada como “una nueva burla”.

“Todo sigue como quedó la semana pasada, todavía hay que hacerle la pericia a Díaz Bessone, y todavía no arranca Miño con su alegato”, indicó a Redacción Rosario Natacha Rivas, integrante de la agrupación HIJOS, quien además interpretó el ánimo de la mayoría de los familiares, querellantes y testigos que esperaban que de una vez comience el alegato del máximo represor con vida de Rosario.

“Este es un beneficio más para el genocida Díaz Bessone, al que primero le perdonan que incumpla las condiciones de detención y ahora le dan más tiempo a su abogado para que prepare su defensa”, agregó la militante, hija dela testigo del juicio y sobreviviente de SI, Cármen Lucero.
Con la tecnología de Blogger.