viernes, septiembre 09, 2011

Tribunal responsabilizo a testigo por "ocultar información"

El Tribunal Oral Federal que investiga el funcionamiento de una maternidad clandestina en el hospital militar de Paraná durante la última dictadura, responsabilizó este jueves a uno de los testigos de la causa por estar "ocultando información" sobre el parto de una joven que permanece desaparecida desde 1978.

"Creo fervientemente que usted está omitiendo información", le dijo la vocal del tribunal, Lilia Carnero, al socio propietario del Instituto Privado de Pediatría (IPP) de esta ciudad, Miguel Torrealday, uno de los testigos que compareció hoy.

La afirmación de la jueza se produjo luego que Torrealday dijo desconocer qué médico del IPP atendió por derivación a los mellizos que dio a luz la detenida-desaparecida, Raquel Negro, nacidos en el hospital militar de esta ciudad en 1978.

Torrealday dijo también desconocer qué profesional de ese instituto entregó a los niños en una supuesta adopción, a pesar de que una enfermera del IPP reconoció hoy que a ella le ordenaron cambiar a uno de los niños porque sería entregado en adopción.

"Yo lo cambié y una pareja vino a buscarlo, pero yo no vi quienes eran porque estaban detrás de la puerta de la sala", había dicho un rato antes la enfermera, cuya identidad se preservó por razones de seguridad.

En su declaración de hoy, Torrealday aseguró que no recuerda la internación de los bebés mellizos de Negro, y que recién se enteró del caso mucho tiempo después, al revisar los libros del IPP durante una reunión con la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carloto.

En el libro de ingresos del instituto, los mellizos están registrados como NN López, el varón, y Soledad López, la niña.

"Queremos saber quién fue el médico, porque nos puede aportar la información para recuperar el niño perdido”, añadió Torrealday, pero recibió otra advertencia de la vocal Carnero.

"Usted no puede decirle al tribunal `queremos saber`. Ustedes deben saber. Ustedes tienen la clave para saber, por eso tienen que hacer memoria", le recalcó la magistrada.

Cuando el profesional insistió en que no recordaba qué pasó con los bebés, el presidente del tribunal, Roberto López Arango, expresó su extrañeza porque "ninguno de los cuatro médicos (propietarios del IPP) supieran lo que sabían todas las enfermeras”.

Durante la jornada de hoy también declararon dos enfermeras de Neonatología del IPP, que recordaron la derivación a ese instituo de los mellizos de Raquel Negro desde el hospital militar en 1978.

Una de las enfermeras dijo que los bebés fueron dados de alta, un dato que coincide con el libro de registros del IPP, y que alienta la posibilidad de que el mellizo varón logró sobrevivir, a pesar de la cardiopatía congénita que presentaba y que difícilmente superaría, según lo declarado hace unos días por un médico del hospital militar.

En la jornada de hoy declaró también una laboratorista del Hospital Militar, cuya identidad se mantiene en reserva, que dijo haberse enterado por comentarios del nacimiento de mellizos en 1978 y desconocer el destino de la mamá y de los niños.

Esta testigo reconoció que durante la dictadura se hacían análisis de sangre en el hospital militar local a personas identificadas como NN.

Recordó también que en una oportunidad fue llamada para realizarle una transfusión de sangre a un hombre que "estaba muy herido" en el quirófano.

La testigo dijo que en esa ocasión, el anestesista Juan Antonio Zaccaría, uno de los imputados en la causa, le dijo que no era necesario que clasificara el grupo y factor sanguíneo del paciente porque "dentro de un rato se va a morir".

"Esa persona falleció en la cirujía y después me enteré que había sido traída en el baúl de un auto hasta el Hospital Militar, creo que luego de un enfrentamiento armado", agregó.

En la causa Hospital Militar están imputados en el robo y sustitución de identidad de los hijos mellizos de Raquel Negro, los represores Juan Amelong, Walter Pagano, Marino González, Pascual Guerrieri, Jorge Fariña y el médico anestesista Juan Antonio Zaccaría.

Fuente: Télam
Con la tecnología de Blogger.