lunes, agosto 08, 2011

Causa Díaz Bessone: Pena máxima

En el juicio contra una parte de la patota que actuó en el Servicio de Informaciones (SI) de la policía de Rosario, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación ‒una de las querellantes del proceso‒, pidió prisión perpetua para el ex jefe del II Cuerpo de Ejército Ramón Díaz Bessone y el torturador José Lofiego, y 25 años de cárcel para los policías, Mario Marcote, José Scortecini y Ramón Vergara.
El Tribunal Oral Nº 2 de Rosario, en el que se está juzgando al general retirado Ramón Díaz Bessone y otros cinco imputados, continuó con las audiencias de alegatos que habían comenzado la semana pasada. Este lunes el juicio concluyó con la acusación de los abogados de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que estuvo representada por Lucas Ciarniello Ibañez y Ana Oberlin.

En su extenso alegato, Ciarniello, tras repasar la cuantiosa prueba producida a lo largo del proceso contra los imputados, solicitó las penas de prisión perpetua para el ex jefe del II Cuerpo de Ejército Ramón Díaz Bessone y el torturador José Lofiego, y veinticinco años de cárcel para los policías, Mario Marcote, José Scortecini y Ramón Vergara.

El abogado enmarcó los delitos cometidos por los acusados como crímenes de "lesa humanidad", los cuales consideró "imprescriptibles".

Ciarniello, reclamó además a los jueces que con la sentencia cese la “condición insultante” de libertad en la que se encuentran los acusados.

La distinción en el pedido de pena, se debió a que los dos principales acusados llegaron a este proceso imputados de diferentes homicidios, mientras que los restantes estaban acusados de privación ilegítima de la libertad y torturas. En ese sentido, la solicitud incluyó el máximo de pena que estipula el Código Penal para estos delitos.

En el proceso se investigan hechos ocurridos en el centro clandestino de detención que funcionó en dependencias de la Servicio de Informaciones (SI) de la Jefatura de Policía de Rosario, en perjuicio de 86 víctimas.

En el juicio, además de Díaz Bessone, son juzgados José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Marcote, Ramón Rito Vergara, José Carlos Scortechini y Ricardo Miguel Chomicki.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación no acusó por el imputado Ricardo Cady Chomicky ‒quien fue secuestrado del SI y es señalado por ex compañeros de militancia como colaborador‒, ya que considera que sus conductas en el centro clandestino de detención no son punibles.

Los alegatos continuarán este martes desde las 9.30 con la acusación de los representantes legales de HIJOS, Álvaro Baella y Nadia Schujman.

La causa

Los imputados son acusados de integrar el aparto represivo que operó entre 1976 y 1979 en el entonces Servicio de Informaciones (SI) de la policía rosarina, el centro clandestino de detenciones más importante del sur de la provincia de Santa Fe.

El SI funcionó en la ochava de Dorrego y San Lorenzo, en pleno centro de esta ciudad, en un viejo edificio donde estuvo durante años la Jefatura de Policía de Rosario y que ahora alberga a la sede local de la Gobernación. Se estima que por ese lugar pasaron al menos 1.800 detenidos-desaparecidos.

Esta parte de la causa Díaz Bessone que fue elevada a juicio oral, tiene 91 víctimas del terrorismo de Estado y más de 150 testigos que han ido aportando sus relatos sobre lo ocurrido en el SI durante el primer año de la última dictadura.

El TOF 2 está integrado por los jueces Otmar Paulucci, Beatriz Caballero de Barabani y Jorge Venegas Echagüe, mientras que el equipo fiscal que lleva adelante la acusación está conformado por Gonzalo Stara y Mario Gambacorta.

El juicio se puede ver en vivo desde la página de la provincia de Santa Fe en la siguiente dirección: http://www.santafe.gov.ar/index.php/web/guia/multimedia

Imagen: El represor Ramón Vergara (Foto: Nora Pastorini)
Con la tecnología de Blogger.