lunes, julio 25, 2011

Juicio Díaz Bessone: “En una guerra no se comete homicidio, se mata en combate”

Por Juane Basso.El general retirado Ramón Genaro Díaz Bessone, principal acusado del juicio en el que se ventilan los delitos de lesa humanidad cometidos en el Servicio de Informaciones de la policía local durante la dictadura, continuó este lunes con su declaración ‒iniciada la semana pasada‒, en la que se dedicó a atacar a los testigos del proceso.

Como ya lo había hecho el año pasado al comienzo del juicio oral y público que se lleva adelante en el Tribunal Oral Federal (TOF) N° 2 de Rosario, Díaz Bessone realizó una nueva defensa de lo actuado por las Fuerzas Armadas (FFAA) durante el terrorismo de estado iniciado el 24 de marzo de 1976.

“En una guerra no hay secuestro, se toma al enemigo prisionero”, justificó el represor. Aunque no especificó por qué, en contradicción con ese criterio, las Fuerza Armadas recluyeron a los detenidos en centros clandestinos, desaparecieron los presos políticos y robaron sus bebés, violando todas las “leyes” de la guerra que invoca el ex militar.

A pesar de que el derecho internacional ya dio por tierra los postulados que esgrime Díaz Bessone, el militar retirado reiteró ante el tribunal la tesis de que en la Argentina hubo una guerra. “En una guerra no se comete homicidio contra el enemigo, se mata en combate”, disparó el ex jefe del Segundo Cuerpo de Ejército.

Además de repasar los nombres de buena parte de los testigos para atacarlos sin fundamentos, Díaz Bessone se esforzó por despegar al Ejército de la “actuación” realizada por la policía que en aquellos años dirigía el comandante de Gendarmería Agustín Feced.

En ese sentido, el represor fustigó al ex policía Adolfo Salman, que declaró en este mismo juicio meses atrás, y aportó numerosa documentación que complica a las fuerzas armadas y de seguridad.

El juicio continuará este martes, cuando los magistrados del TOF 2 se trasladen a la ex jefatura de policía, para hacer un reconocimiento ocular en el lugar donde funcionó el centro clandestino de detención que estaba ubicado en la ochava de San Lorenzo y Dorrego, en el sector del Servicio de Informaciones.

Datos de la causa

En el juicio se investigan hechos ocurridos en el centro clandestino de detención que funcionó en dependencias del Servicio de Informacines de la Jefatura de Policía de Rosario, en perjuicio de 86 víctimas.

Los jueces Otmar Paulucci, Beatriz Caballero de Barabani y Jorge Venegas Echague conducen el debate oral donde son juzgados, además de Díaz Bessone, José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Marcote, Ramón Rito Vergara, José Carlos Scortechini y Ricardo Miguel Chomicki.

Los acusados de este juicio se encuentran investigados por distinta cantidad de casos de privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia y amenazas en concurso real con tormentos, secuestros agravados por violencia y amenazas en concurso real con desaparición física y asociación ilícita.

Desde el inicio del proceso oral y público ‒comenzó el 29 de julio de 2010‒ ya declararon ante el tribunal cerca de 150 testigos.
Con la tecnología de Blogger.