jueves, marzo 03, 2011

Juicio Díaz Bessone: Masacre de los Surgentes

Cuatro nuevos testimonios se presentaron este miércoles en el juicio oral por la causa Díaz Bessone, que se lleva adelante el Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) de Rosario, donde se están juzgando delitos de lesa humanidad cometidos en el Servicio de Informaciones (SI) de la policía de Rosario durante la última dictadura. Entre los hechos destacados se recordó la masacre de los Surgentes, en la que siete detenidos del centro clandestino comandado por Agustín Feced fueron asesinados una madrugada del 17 de octubre de 1976 en las cercanías de aquella pequeña localidad cordobesa.


Los valiosos testimonios que se presentaron este miércoles, fueron brindados por los hermanos María Inés Oyarzabal, Francisco Oyarzabal, quienes declararon por la desaparición de su hermano José Antonio; Inés Paulón, que ofreció el relato de la desaparición de su hermano Pedro; y Eduardo Sguiglia, quien declaró como testigo de la desaparición de su amigo Osvaldo Matowsky.

Hermanos y amigo aportaron cuatro testimonios de un gran contenido emotivo. Tal vez el punto más alto de la jornada, lo aportó Francisco el “Vasco” Oyarzabal, quien hizo un pormenorizado relato sobre la desesperada búsqueda de José, que realizara su familia y él mismo (ver nota especial de este próximo domingo, en que se ampliará está historia).

José Antonio Oyarzabal, fue uno de los siete detenidos-desaparecidos del SI que fueron sacados de aquel centro clandestino de detención, llevados a los Surgentes, asesinados y posteriormente sus cuerpos ocultados, hecho que quedó inscripto para siempre en la memoria de la lucha contra la impunidad en la ciudad.

La denominada “masacre de Los Surgentes” ocurrió la madrugada del 17 de octubre de 1976, cuando integrantes de la patota del SI sacó a siete jóvenes detenidos y los trasladó a la localidad cordobesa de Los Surgentes, lugar en el que fueron fusilados, en un camino rural. Las víctimas de la masacre fueron María Cristina Márquez, Cristina Costanzo, Analía Murgiondo, Sergio Abdo Jalil, Eduardo Felipe Laus, Daniel Oscar Barjacoba, y José Antonio Oyarzabal.

Datos de la cuasa

En bulevar Oroño al 900 están sentados en el banquillo de los acusados al ex comandante del Segundo Cuerpo del Ejército, Ramón Genaro Díaz Bessone; a los ex policías rosarinos José Rubén Lo Fiego, Ramón Rito Vergara, Mario Alfredo Marcote y José Carlos Scortechini; y al civil Ricardo Miguel Chomicky.

Los delitos por los que están procesados son privación ilegítima de la libertad, homicidios y tormentos en múltiples casos, mientras que todos están acusados por asociación ilícita.

Los imputados formaron parte del aparto represivo que operó entre 1976 y 1979 en el entonces Servicio de Informaciones (SI) de la policía rosarina, el centro clandestino de detenciones más importante del sur de la provincia de Santa Fe.

Según declaraciones de un ex militar que actuó durante la represión ilegal, por ese lugar pasaron al menos 1.800 detenidos-desaparecidos.

El SI funcionó en la ochava de Dorrego y San Lorenzo, en pleno centro de esta ciudad, en un viejo edificio donde estuvo durante años la Jefatura de Policía de Rosario y que ahora alberga a la sede local de la Gobernación.

Esta parte de la causa Díaz Bessone que fue elevada a juicio oral, tiene 91 víctimas del terrorismo de Estado y más de 160 testigos que aportarán sus relatos sobre lo ocurrido en el SI durante el primer año de la última dictadura.

El TOF 2 está integrado por los jueces Otmar Paulucci, Beatriz Caballero de Varaban y Jorge Venegas Echagüe, mientras que el equipo fiscal que lleva adelante la acusación está conformado por Gonzalo Stara y Mario Gambacorta.
Con la tecnología de Blogger.