miércoles, marzo 16, 2011

Causa Díaz Bessone: Avanza el juicio contra la patota de Feced

Una nueva jornada de audiencias contra seis imputados de graves delitos de lesa humanidad se desarrolló este martes en el tribunal oral federal N° 2 de Rosario. Liliana Paz, Omar Tion y Marta Vennera brindaron testimonios que ampliaron aún más la carga probatoria que complica jornada a jornada la suerte de los represores que actuaron durante la dictadura en El Servicio de Informaciones de la Policía de Rosario.
En primer término declaró Liliana Rosa Paz, quien también brindó un conmovedor testimonio sobre su detención ocurrida el 29 de mayo de 1976 cuando tenia sólo 17 años.

Además de relatar el derrotero sufrido a merced de la patota del Servicio de Informaciones de la policía, Liliana recordó que en esos días de su secuestro se enteró que tenía un embarazo de 5 meses, y que cómo hijo nació en cautiverio, en la cárcel de Devoto 26 de enero del 1977.

Otro de los testimonios ofrecidos durante la joranda de este martes fue el de
Rubén Héctor Tion, quien se refirió a la desaparición de su hermano, Alberto.

“Mi hermano estaba en la juventud peronista, militaba en Perez”, recordó el testigo, quien también se refirió a su cuñada Alicia Tierra, quien según los datos que manejan las Abuelas de plaza de mayo estaba embarazada cuando fue desaparecida, y le habrían robado su bebé.

En última instancia declaró Marta Vennera, quien brindó un testimonio tremendo, que prmite ver uno de los costados más traumáticos de cómo afecto el terrorismo de estado a los familiares de desaparecidos (ver nota aparte).

En bulevar Oroño al 900 están sentados en el banquillo de los acusados al ex comandante del Segundo Cuerpo del Ejército, Ramón Genaro Díaz Bessone; a los ex policías rosarinos José Rubén Lo Fiego, Ramón Rito Vergara, Mario Alfredo Marcote y José Carlos Scortechini; y al civil Ricardo Miguel Chomicky.

Los delitos por los que están procesados son privación ilegítima de la libertad, homicidios y tormentos en múltiples casos, mientras que todos están acusados por asociación ilícita.

Los imputados formaron parte del aparto represivo que operó entre 1976 y 1979 en el entonces Servicio de Informaciones (SI) de la policía rosarina, el centro clandestino de detenciones más importante del sur de la provincia de Santa Fe.

Según declaraciones de un ex militar que actuó durante la represión ilegal, por ese lugar pasaron al menos 1.800 detenidos-desaparecidos.

El SI funcionó en la ochava de Dorrego y San Lorenzo, en pleno centro de esta ciudad, en un viejo edificio donde estuvo durante años la Jefatura de Policía de Rosario y que ahora alberga a la sede local de la Gobernación.

Esta parte de la causa Díaz Bessone que fue elevada a juicio oral, tiene 91 víctimas del terrorismo de Estado y más de 160 testigos que aportarán sus relatos sobre lo ocurrido en el SI durante el primer año de la última dictadura.

El TOF 2 está integrado por los jueces Otmar Paulucci, Beatriz Caballero de Varaban y Jorge Venegas Echagüe, mientras que el equipo fiscal que lleva adelante la acusación está conformado por Gonzalo Stara y Mario Gambacorta.
Con la tecnología de Blogger.