miércoles, octubre 20, 2010

Jucio Díaz Bessone: Testimonios de Molina y De Rosa

María Virginia Molina y Adrián De Rosa son dos sobrevivientes del centro clandestino de detención que funcionó en el Servicio de Informaciones de la policía de Rosario (SI) durante la dictadura. Este miércoles declararon en el juicio que investiga 95 casos de privación ilegítima de la libertad, aplicación de tormentos y 17 homicidios.

María Virginia fue secuestrada el 23 de junio de 1976, junto con Patricia Antello y Alfredo Vivono, otros sobrevivientes que ya declararon en el juicio que sustrae el Tribunal Oral Federal N°2 de la ciudad.

“Fue de manera abrupta ‒testificó Molina‒. Íbamos caminando por Entre Ríos y Pasco, salía de la escuela, tenía el delantal, luego me hicieron la capucha con el. Había tres autos, nos llevaron a un lugar que después nos enteramos que era el SI, lo que ahora llaman el pozo, en Dorrego y San Lorenzo”.

María Virginia relató luego lo que vivió en el centro de exterminio: “Nos interrogan, amenazan, pegan a los tres. Más tarde a Antello y Vivono lo tortura, a mi no, me dejan presenciando. Los torturaron la primer noche. Estuve en el pozo dos meses, en la planta baja donde había otras personas detenidas, Con Antello y Brebia”.

“Después nos trasladan a la planta baja de la jefatura ‒continuó Molina‒. Sentíamos los gritos, gente que amenazaba todo el tiempo, era un mundo de histeria, locura, Guzmán nos pegaba permanentemente. Estuvimos con Antello hasta agosto del 76”.

Molina explicó que “todos de los acusados estaban permanentemente, a veces la capucha se corría, por eso los pude ver. Yo no tuve militancia, tenía amigos que nos encontrábamos en el bar Nino. Tuvimos un compañero que fue un delator que se llamaba Tu Sam Brunatto. Trataba de convencerme para que entrara a la organización, nos acompañaba a todos los eventos que teníamos, ir a peñas. Después lo encuentro adentro delatando gente”.

“Una vez que estábamos en el subsuelo del pozo hubo mucha gente, no nos conocíamos de afuera. Agosto del 76 pasé a Alcaidía, se dividía en dos partes. Estábamos encerradas, sin luz, ni sol, la comida escasa. Estuvimos de agosto a noviembre, hasta el traslado a Devoto”, contó María Virginia.

Molina, al igual que otras ex detenidas que declararon en le juicio, también recordó la increíble historia de la militante Ruth González y sus dos hijas. Además señaló otro incidente: “Fue en la alcaidía cuando mataron a policías en la cancha de central. El Segundo Cuerpo de Ejército quería elegir 10 de un lado y 10 del otro y querían mandarnos a matar. La policía se opuso para que no ingresaran al pabellón, hubo un conflicto entre ellos”.

“Después nos llevan a Fisherton en un Hércules ‒prosiguió Molina‒. Nos llevan a devoto, nos atan con esposas de a dos. Me llamó la atención Liliana Paz, estaba embarazada, era la que más le hacían daño, le golpeaban la panza. En Devoto la vida era más tranquila porque teníamos una hora de luz por día, hacíamos gimnasia en el baño. Estuve hasta abril del 78”.

Adrián De Rosa

Adrían contó que fue privado ilegítimamente de la libertad el 24 de junio de 1976 cuando caminaba en Richieri y 3 de febrero. “Me meten en un falcon, y soy llevado al SI”, declaró De Rosa y amplió: “Alli soy golpeado y torturado. Estuve cerca de 20 o 25 días, muchos en el cuarto de tortura. Vi torturar gente. Recuerdo a Vivono y Antello, en el mismo lugar, luego me llevan a la parte de debajo de la Fabela, en la escalera. En uno días me llevan a un sótano donde estaban los presos blanqueados”.

“Se manejaban con sobrenombres ‒ indicó De Rosa‒, estuve vendado, pude reconocer a El ciego (Lofiego), Cura (Marcote), Psicólogo, La Pirincha, Sr. Juan, después asocié los nombres estando en libertad”.

Adrián recordó que tenía 16 años cunado fue detenido. “Yo en los interrogatorios sólo recibí golpes, pero estuve cuando torturan a Patricia Antello y a Vivono. Estar ahí era el horror constante, gritos, golpes, no puedo dar precisiones, era constante, todos los días”.

De Rosa, relató que luego de pasar por otros centros de detención, quedo en libertad en julio del 78.
Con la tecnología de Blogger.