miércoles, agosto 25, 2010

Causa Díaz Bessone: La acusación por asociación ilícita

Después de dos semanas en los que no hubo actividad en el tribunal que lleva adelante el proceso oral y público contra la patota de Feced, este miércoles se reanudaron las audiencias. En el juicio están acusados por los delitos de privación de la libertad, torturas y asociación ilícita Mario Marcote, Ramón Vergara, José Scortechini Ricardo Chomicky, Ramón Díaz Bessone y José Lofiego ‒estos dos últimos están acusados además de homicidio‒.

En la audiencia que se extendió sin cortes desde las 9 hasta las 16, el único incidente que se planteo vino de la mano de un planteo realizado por el tribunal a todas las partes.

El presidente temporario del Tribunal Oral Federal N° 2, Jorge Benegas, propuso a los abogados de las querellas y de los imputados, que la Secretaría coteje los tramos que se repitan en los requerimientos, con los ya leídos, para no volver a darles lectura.

Pero la defensa de uno de los imputados manifestó su oposición a la omisión de las partes repetidas en las acusaciones de las querella, fundando su oposición “en razón de que para el mejor ejercicio el derecho de defensa los procesados deben conocer las acusaciones en su totalidad”.

El presidente del Tribunal ante la oposición de la defensa decidió ordenar que por Secretaría se continúe con la lectura regular de los requerimientos de las querellas.

La audincia prosiguió con la lectura del requerimiento por el delito de Asociación Ilícita en relación a Scortechini de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH), que logró concluirse

A continuación comenzó la lectura del requerimiento por el delito de Asociación Ilícita en relación a Scortechini de H.I.J.O.S y luego al de los querellantes representados por Gabriela Durruty, que no se terminó de completar y se seguirá el próximo lunes a las 9.30.

Conocida como “megacausa Feced”, pero recaratulda “Díaz Bessone”, en la investigación se ventilan crímenes de lesa humanidad cometidos contra 93 personas en el centro clandestino de detención que funcionó en el Servicio de Informaciones (SI) de la ex Jefatura de Policía de Rosario, el más grande de la provincia ya que se calcula que por él pasaron entre 1.800 y 2.000 personas. Se prevé que el proceso se extenderá por más de un año.
Con la tecnología de Blogger.