lunes, febrero 01, 2010

Reinicio de la causa Guerrieri-Amelong

El espacio Juicio y Castigo Rosario, integrado por organismos de derechos humanos como Madres, Familiares, APDH, MEDH, H.I.J.O. S. y un conjunto de organizaciones sociales y políticas, convoca a una conferencia de prensa para este martes 2 de febrero, día de reinicio del proceso oral y público contra los cinco represores de la dictadura que están siendo juzgados en el marco de la causa Guerrieri-Amelong. Desde Juicio y Castigo invitan “a todos los rosarinos a acompañar este último tramo del juicio en el que se leerán los alegatos de las querellas”, es decir, las acusaciones finales contra los imputados.

A través de un comunicado el espacio Juicio y Castigo difundió la convocatoria a una conferencia de prensa que se realizará el mismo día en que se retomarán las audiencias del Juicio por la causa Guerrieri-Amelong, frente a la sede de los tribunales de calle Oroño 940, a partir de las 10 de la mañana. “Desde las 9.30 se estarán realizando diferentes actividades de apoyo a los querellantes y testigos”, señala el parte de Juicio y Castigo.
La conferencia de prensa estará centrada en varios ejes, según indicó comunicado: “Seguiremos reclamando al Tribunal Federal Oral N2 que queremos una sala donde entren todos los familiares, testigos, querellantes y público que quiera ser parte de este proceso; Y reforzaremos nuestro pedido de cárcel común perpetua y efectiva para todos los represores (pena que se desprende de la prueba generada a lo largo del proceso).”
El parte aclara que “además recordaremos que el próximo miércoles, día en que se realicen las actividades conmemoratorias patrias en San Lorenzo, no podemos olvidar el proceso pendiente que continúa abierto en relación al candidato no asumido Pedro Pili Rodríguez (quien se encuentra procesado por el delito de secuestro y torturas contra militantes del Cordón Industrial)”.
“A nosotros no nos quedan dudas que la pena que le cabe a los represores es la Cadena Perpetua. Porque en este juicio, a través de los valientes testimonios de los sobrevivientes del genocidio, de los documentos aportados, e incluso de las declaraciones de dos integrantes de la propia patota, se han probado 17 homicidios, increíbles torturas realizadas a decenas de secuestrados en los cinco centros de detención ilegal montado por la dictadura, el robo de bebés, y la desaparición decenas de militantes comprometidos en la lucha contra el terrorismo de estado”, concluye el comunicado de Juicio y Castigo.
Cabe recordar que los cinco imputados del juicio son los militares Pascual Guerrieri, Jorge Fariña, Juan Amelong y los civiles de inteligencia Walter Pagano y Eduardo Costanzo, quienes están siendo juzgados por ser parte de la patota que operó en los centros clandestinos de detención La Calamita, Quinta de Funes, Escuela Magnasco, La Intermedia y Fábrica Militar.






Con la tecnología de Blogger.