lunes, diciembre 14, 2009

El espacio Juicio y Castigo es noticia

En paralelo al comienzo del primer juicio oral y público contra represores de la dictadura en Rosario, desde la pluralidad del campo social se conformó un espacio de acompañamiento y respaldo a los compañeros/as que fueron víctimas del terrorismo de Estado. El Espacio Juicio y Castigo es además, y fundamentalmente, una herramienta de visibilidad pública y de presión frente a las irregularidades dadas durante las audiencias.

Transcurre la siesta de un lunes de diciembre. Mañana es feriado y en la calle se ve menos movimiento que de costumbre: gente que sale de trabajar, vecinos paseando el perro, otros haciendo trámites, pibes en bicicleta y obreros laburando a unos cuantos metros de altura.

Pero la siesta no pasa desapercibida frente a los Tribunales Federales de Rosario, allí la calle se vistió de fiesta, hay música y radio en vivo, muestra de fotos, pintada colectiva de murales e intervenciones artísticas. Este lunes 7 el Bv. Oroño irradia los colores de una victoria popular, esa que muy de vez en cuando tiene lugar en el tren de la historia, es que allí dentro se está desarrollando (desde el 31 de agosto) el primer juicio oral y público contra represores de la dictadura en Rosario. En la sala de audiencias se está juzgando a cinco de los responsables de crímenes de lesa humanidad cometidos durante 1976 y 1983: Omar Pascual Guerrieri, Jorge Alberto Fariña, Juan Daniel Amelong, Walter Pagano y Eduardo “Tucu” Costanzo, cuyas sentencias se esperan para fines de diciembre.

Desde el inicio de los juicios, el Espacio Juicio y Castigo, integrado por organismos de derechos humanos como Madres de Plaza 25 de Mayo, Familiares, H.I.J.O.S., APDH y el MEDH y por un conjunto de organizaciones sociales, gremiales y estudiantiles, se está acompañando a los compañeros/as que fueron víctimas del terrorismo de Estado. Este cálido y plural abrazo se da a través de diferentes intervenciones artísticas como la de hoy, y de presentaciones formales ante las irregularidades dadas durante las audiencias.

“El Espacio Juicio y Castigo se conformó en función de estos juicios, fue convocado justamente con la idea de juntarnos para pensar cómo tenían que ser estos juicios, estos procesos y condenas. Intentamos ser lo más amplios posibles, convocando a todo el mundo, a todos los que sintieran que esto los tocaba y desde donde podrían trabajar y se sumó mucha gente”, nos cuenta Ingrid Schegtel, integrante de H.I.J.O.S. Rosario, sobre los primeros pasos del grupo.

“Creo que la pregunta en vez de ser porqué nos juntamos tendría que ser ¿Porqué no estamos todos acá?, la militancia de Rosario y la gente común, los vecinos se tendrían que unir porque esto es para todos, la justicia tiene que ser para todos, sino empezamos con los genocidas, no va a haber otro tipo de justicia”, expresa contundente Adrián Galarza, de la APDH, cuestionando la poca participación del conjunto social en el desarrollo de los juicios.

“La gente pasa, algunos se interesan, miran, hacen algunos comentarios, hay un poco de indiferencia de la sociedad en su conjunto, creo que les juega en contra de ellos mismos porque lo que pretendemos con estos juicios es que no se vuelvan a repetir los hechos que pasaron hace 30 años, para que podamos la democracia se pueda proyectar hacia el futuro”, opina Jorge Palombo, testigo y querellante en las causas contra los responsables del terrorismo de Estado.

Precisamente uno de los horizontes comunes al conjunto de compañeros es darle presencia pública a estos juicios, lograr que trasciendan los estratos judiciales y convocar a toda la sociedad en este paso histórico de enjuiciamiento de los responsables de crímenes de lesa humanidad, en ese marco impulsan la campaña Los juzga un Tribunal, los condenamos todos.

Los compañeros señalan que es un hecho histórico también que hayan logrado acuerdos y un modo de funcionamiento tan operativo dentro de la pluralidad de organizaciones que conforman el espacio, entre ellas COAD, Amsafé, Telefónicos, la biblioteca Pocho Lepratti, la Red de Solidaridad con Chiapas, la Juventud Guevarista, el colectivo de Ex Presos Políticos, Poriajhú, ATE, compañeros de la secretaría de Derechos Humanos, del Museo de la Memoria y del Movimiento Evita (además de los organismos de Derechos Humanos).

Una herramienta de presión
“El Espacio es también un elemento de presión, veíamos que las cosas sucedían y que no pasaba nada, se trató entonces desde el campo popular de acompañar a los abogados apoyando desde acá. Creo que es muy necesario también para los testigos y querellantes tener este acompañamiento”, expresa Adrián.

Entre los hechos denunciados y repudiados por la organización, irregularidades que dejan a la vista la revictimización de las víctimas de la última dictadura militar, se encuentran agravios verbales por parte de la custodia de Gendarmería ante la caída de una Madre de Plaza de Mayo, la filmación y toma de fotos del personal de Gendarmería a los concurrentes al acto de apertura al juicio; haber permitido durante la primera audiencia que el procesado Daniel Amelong provoque a las víctimas y familiares descarada e impunemente; y haber impedido el ingreso a la sala de un miembro de Familiares con un prendedor con la sigla del organismo de Derechos Humanos.

“Vamos a estar acompañando a los compañeros/as porque esto es parte de nuestra lucha, nosotros lo que queremos marcar es que acá se está juzgando a los genocidas, a los culpables del terrorismo de Estado. Entonces esto no va a pasar desapercibido como pasan muchas otras cuestiones en nuestra sociedad, esto se tiene que recordar hoy en esta causa, el año que viene con la causa Feced vamos a estar también presentes”, dice Luciana, destacando que desde el espacio se logró el compromiso del gobierno provincial y del Concejo Deliberante de Rosario, para ceder un lugar más amplio para el desarrollo de la megacausa Feced, que dará comienzo en febrero próximo.

Sobre el final de la charla, los compañeros abren paso a dos invitaciones, una para sumarse a las actividades del próximo lunes: “Toda aquella persona que se sienta convocada en cada marcha del 24 de marzo, este lunes 14 de diciembre tiene que estar acá frente a los Tribunales Federales, porque empiezan los alegatos. Ahora empieza la parte final y queremos que los jueces sepan que todos queremos cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas, esto le pedimos todos a Papa Noel”.

La segunda propuesta es para participar del Espacio Juicio y Castigo, las reuniones son quincenales y se realizan los viernes a las 19.30 en la sede de Sitratel, Dorrego 733 (Rosario).


Contactos:
Juan Emilio Basso (HIJOS Rosario), Te: 0341-153359271
Norma Rios (A.P.D.H Rosario), Te: 0341-156544058
Blog: www.espaciojuicioycastigo.blogspot.com

enredando

Con la tecnología de Blogger.