martes, diciembre 22, 2009

Declaró Juan, hermano de Marta Benassi de Laluf

Este lunes hubo ronda de testimonios de enfermeras del Hospital Militar de Paraná, lugar al que fue llevada la desaparecida de la causa Raquel Negro a parir sus mellizos en marzo de 1978. Además declaró Juan Vicente Benassi, hermano Marta, una de las jóvenes desaparecidas de la Quinta de Funes, quien tras un conmovedor testimonio se preguntó: ¿En nombre de qué valores, de qué dios se puede haber torturado durante meses a jóvenes de 17 años y luego tirarlos mutilados de un avión?”.

Ana María Friedrich fue la primera de las testigos que declaró este lunes ante el Tribunal Oral Federal de Rosario en el último tramo del juicio a los represores Pascual Guerrieri, Jorge Fariña, Juan Amelong, Walter Pagano y Eduardo Costanzo. La enfermera, al igual que las que se presentaron la semana pasada, fue citada para seguir la pista de Raquel Negro y uno de los mellizos, que también continúa desaparecido.

La testigo propuesta por la Fiscal Mabel Colalongo no aportó datos relevantes, y explicó al tribunal que ella ingresó al Hospital Militar en junio de 1978, varios meses después de los hechos investigados.

También tuvo una declaración fugaz la perito caligráfica María Isabel Gismondi, quien fue llamada para observar documentos y firmas de los desaparecidos de la causa, pero que no pudo realizar su tarea debido a “no contar con los elementos ni las condiciones pertinentes”.

El otro testimonio que se escuchó este lunes fue el de Juan Benassi, hermano de Marta y cuñado del también desaparecido de la Quinta Carlos Laluf. El testigo habló del profundo sentimiento cristiano de su hermana y recordó “haber leído alguna carta de ella escrita en su cautiverio, en esa carta invocaba a la virgen María de quien era devota”.

“Tal vez algunos de sus captores que después fueron sus verdugos también hayan invocado a la virgen María”, especuló Benassi ante el tribunal y se preguntó: “¿Como pudo suceder esto? Que un general de la nación haya pergeñado todo este sistema espantoso. En nombre de qué valores, de qué dios se puede haber torturado durante meses a jóvenes de 17 años y luego tirarlos mutilados de un avión. Cómo pueden haber pasado 5000 personas por la ESMA y nadie hizo nada, nadie paró esta tragedia”.

Benassi confesó no tener respuesta a estas preguntas. “El hecho de no tener respuestas ha paralizado mi vida desde hace 30 años”, afirmó el hermano de Mara Benassi de Laluf.

El testigo concluyo con un pedido explícito al tribunal: “Quisiera pedirle al tribunal que contemple en su sentencia la gravedad, profundidad de lo que significa la violación de la dignidad humana. Y que consiguientemente encuentre en su sentencia el lugar que corresponde para esta atrocidad. También quisiera transmitirle el deseo de que esto sea para vivir en nuestro país un periodo de paz, tranquilidad después de décadas de desencuentro. Nada más”.

Final de juego. El primer juicio contra represores de la dictadura en Rosario se extendió más de lo imaginado. Comenzó el 31 de agosto y desde un principio se especulaba que para fin de año se estuviera conociendo la sentencia. Distintas razones hicieron que el juicio se alargue, en gran medida la gran cantidad de nuevas pruebas que fueron surgiendo a lo largo del proceso. Lo cierto es que si bien todavía desde el TOF1 no se ha dado ningún dato, se ha filtrado el rumor de que los alegatos y la sentencia quedarán para lo primeros días de febrero, hecho que hará demorar el inicio de la causa Feced.

de redaccionrosario.com para El Diario del Juicio
Con la tecnología de Blogger.