martes, noviembre 10, 2009

Juicio Guerrieri-Amelong (día 24)

En el marco del primer juicio oral y público contra cinco represores de la última dictadura de Rosario, se presentaron este martes otros cuatro testimonios. Tres de las declaraciones fueron brindadas por militares que cumplieron funciones directivas en la Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu. También declaró Liliana Podestá, prima de Ariel Morandi, desaparecido en aquel campo de concentración.

Ni el subjefe de Fábrica Militar Domingo Matheu, Antonio Vicario, ni los dos jerárquicos que también declararon este martes en el juicio Guerrieri, Jorge Nader y Héctor Gargiullo, reconocieron haber visto u oído alguna de las atrocidades ocurridas dentro de aquel predio en el que funcionó un centro clandestino de detención y torturas controlado entre otros por Pascual Guerrieri, Jorge Fariña, Juan Amelong, Walter Pagano y Eduardo Costanzo, los cinco acusados del primer proceso oral y público contra represores de la dictadura en Rosario.

Las declaraciones de los militares retirados coincidieron en desvincular lo que ocurría en un sector del predio de la fábrica militar que había quedado bajo el control del Segundo Cuerpo de Ejército.

Los testigos también acordaron en señalar la construcción de un muro que dividió un sector de la fábrica a la que ellos no tenían acceso y sobre la que no tenían control.

Además de los jerárquicos de la fábrica este martes declaró en el juicio Guerrieri-Amelong Liliana Podestá, prima de Ariel Morandi, desaparecido de Fábrica Militar, quien recordó cómo se enteró del secuestro de Ariel por vecinos que le contaron del allanamiento en la casa de su primo.

“A partir de ese episodio la familia inició la búsqueda de Ariel haciendo múltiples presentaciones de habeas corpus ante la justicia y en organismos internacionales. Pero desde su secuestro no lo vimos más”, indicó Podestá.

Al cierre de la jornada de juicio de este martes, el Tribunal Oral Federal Nº 1 informó las fechas de inspección a los Centros Clandestinos de Detención que forman parte del circuito represivo donde se cometieron los delitos imputados a los cinco represores juzgados en esta causa: La Calamita y La Intermedia será inspeccionada el 23 de noviembre; La Escuela Magnasco y la Quinta de Funes el 24 y la Ex Fábrica Militar de Armas el 25.

Por su parte la fiscal Mabel Colalongo solicitó al tribunal que sea citado a declarar el ex director de la Fábrica, Enrique Jordana Testoni, quien –según consultó redaccionrosario.com– estaría trabajando para el gobierno de Mauricio Macri.

Con la tecnología de Blogger.