martes, septiembre 22, 2009

Octava jornada del juicio Guerrieri - Amelong

La octava audiencia por el juicio oral y público de la denominada causa Guerrieri - Amelong, comenzó con la declaración del ex mayor Jorge Fariña, que había sido suspendida este lunes. Además, el Tribunal Oral Federal Nº 1 de Rosario, le tomó declaración a los testigos Jaime Dri y Rafael Bielsa. Otra de las noticias de la jornada fueron las detenciones de los represores Alberto Vitantonio (imputado en la causa Labrador) y Ariel López (imputado en la causa Fábrica de Armas).

Temprano a la mañana se presentó al TOF1, para prestar su declaración indagatoria el ex mayor Fariña –el lunes no se había presentado por el fallecimiento de su padre–. El represor se declaró inocente y negó las acusaciones en su contra leídas durante la instancia de las requisitorias.

A continuación declaró uno de los testigos claves de este juicio, Jaime Dri, el único sobreviviente del centro clandestino Quinta de Funes.
Dri identificó a los cinco represores imputados, los miró a la cara y los señaló y nombró con su apodo de “guerra” uno por uno.

El testigo, que viajó especialmente desde Panamá para dar su testimonio, relató con lujo de detalles el funcionamiento del aquel campo de concentración dependiente del II Cuerpo del Ejército, realizó una exposición con un profundo contenido político.
Además, Dri hizo un reconocimiento, a través de maquetas fabricadas por estudiantes de Arquitectura, del sitio donde estuvo secuestrado.

Posteriormente el que presentó su testimonio fue ex canciller Rafael Bielsa, quien pidió sentarse de frente a los imputados para “mirarlos a los ojos”.
Bielsa relató su secuestro y cautiverio en el centro de detención La Calamita – ubicada Granadero Baigorria–, otro de los centros que formó parte del circuito represivo en los que actuaron los cinco imputados de este juicio.

Represores ex prófugos.

Otra de las noticias reveladas durante la jornada de este martes fueron las detenciones de los represores Alberto Vitantonio y Ariel López, quienes hasta la fecha se encontraban prófugos de la justicia.

Vitantonio, detenido en las inmediaciones de su domicilio por la policía federal, está imputado en la causa Labrador, en la que se investiga la privación ilegítima de la libertad y amenazas cometidas en perjuicio de Esperanza Labrador, María Manuela Labrador, (querellantes de la causa) Edith Graciela Koatz y Oscar Rivero; y los homicidios de Víctor Labrador, Palmiro Labrador y Edith Graciela Koatz.

Ariel López, apresado la noche de este lunes, está imputado en la causa Fabrica Militar de Armas –denominada Amelong–, que fue unificada a la de Quinta de Funes y que justamente está atravesando la instancia de juicio oral en el Tribunal Oral Federal Nº1 de Rosario.

En su declaración indagatoria de este lunes, el represor Eduardo Costanzo, señaló a Ariel López, entre otros hechos, como "integrante de los vuelos de la muerte. Contaba cómo iban los cadáveres flameando en el aire y se despezaban al tocar el mar”. Además, Costanzo imputó a López ser “quien mató a patadas y quien trasladó a Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereira Rossi –dos militantes peronistas secuestrados, torturados y fusilados en mayo de 1983–".

Nuevas testimoniales.

Este miércoles continuarán las declaraciones de los testigos –están previstas alrededor de 90–. Primero será el turno del periodista Daniel Santoro, quien publicó los documentos desclasificados del operativo México, en el que los represores de la Quinta de Funes entraron clandestinos al país azteca para asesinar a la exiliada cúpula de la Montoneros.

También darán testimonio el director de Rosario 12, Pablo Feldman; el militar retirado del Centro de Militares para la Democracia Argentina (Cemida), Horacio Ballester; el antropólogo Juan Carlos Nóvile; y el ex preso político y sobreviviente Eduardo Ferreyra.

Con la tecnología de Blogger.