sanlorenzo memoria juicio guerrieri Recital Recital

sábado, noviembre 12, 2016

Guerrieri III: Represores juzgados por teleconferencia

2016-13-12, 31, juicio guerrieri 3, lesa humanidad, Foto: Andrés Macera

El juicio Guerrieri III tuvo dos importantes rondas de testimonios esta semana. Jueves y viernes se oyeron las declaraciones de ex detenidos, antiguos compañeros de militancia y familiares de desaparecidos de la causa, por la que son juzgados diez represores del Batallón 121 de Inteligencia del Ejército. El tribunal permitió a los represores seguir el juicio desde su lugar de reclusión.

En el proceso se ventilan los crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención La Calamita, Quinta de Funes, Escuela Magnasco y la Intermedia contra 47 víctimas del Terrorismo de Estado, 24 de ellas desaparecidas.

Los diez acusados son los militares (RE) Pascual Oscar Guerrieri, Juan Daniel Amelong, Jorge Alberto Fariña, Marino Héctor González, Alberto Enrique Pelliza y los personales civiles de inteligencia (PCI) Walter Salvador Dionisio Pagano, Eduardo Rodolfo Costanzo, Ariel López, Rodolfo Daniel Isach y Juan Andrés Cabrera.

El jueves tuvieron lugar las declaraciones de Alicia Bernal, hija Fernando Tito Messiez –militante del Partido Comunista desaparecido–, el periodista José Andrés “Coco” López y el diagramador Oscar Pidutswa, quienes también aportaron datos sobre Tito.

Esa misma jornada se escuchó el testimonio del sobreviviente de La Calamita Eduardo Francisco Ferreyra.

En tanto que el viernes declararon la esposa del detenido desaparecido Juan Carlos Gesualdo, María Rosa Balbi –también ex presa política– y su hijo, Juan Pablo.

En la audiencia de este viernes, además el tribunal resolvió hacer lugar a los pedidos de todos los imputados que solicitaron no presenciar el juicio. El único que no fue incluido en la medida fue Amelong, quien manifestó preferir la asistencia.

Tanto fiscalía como querellas expresaron su rechazo a la solicitud pero el tribunal se volcó a favor del pedido de los imputados. Ahora, la mayoría de los represores seguirán el proceso por videoconferencia desde sus lugares de detención.

La próxima audiencia será el viernes 18 de noviembre a las 9.30, en los tribunales federales de Oroño 940.

Foto: Andrés Macera

sábado, octubre 29, 2016

Guerrieri III: Comenzaron las testimoniales



Viviana Nardoni, en la puerta del tribunal, participando de una iniciativa impulsada por el Comité local que exige la liberación de Milagro Sala.

El juicio contra la patota del Batallón de Inteligencia 121 del Ejército, que operó en Rosario durante la última dictadura, continuó este viernes con la declaración indagatoria del ex comisario Rodolfo Isach y las testimoniales de Viviana Nardoni y Luis Megías.

La audiencia se inició con la indagatoria a Isach, el ex comisario y ex Personal Civil de Inteligencia (PCI), quien contó una inverosímil historia en la que aseguró que en realidad él fue un perseguido por Agustín Feced, el jefe de la policía de Rosario durante la dictadura. También negó haber sido personal de inteligencia y apuntó a desacreditar a otro de los imputados, Eduardo Costanzo, el único que aportó datos de cómo funcionaba la patota.

Tal cual recordó, la abogada de Hijos Nadia Schujman, en diálogo con Rosario 12, la estrategia defensiva de Isach hizo agua al pasar por alto que en su legajo personal figura su actividad como PCI.

Los ataques de Isach a Costanzo se deben a que el “Tucu”, como dicen al represor que más a brindado detalles sobre el accionar del terrorismo de Estado en la región, ubicó a Isach, en declaraciones brindadas en juicios anteriores, como el responsable de asesinar, dando un tiro a cada uno, a los detenidos políticos en la Quinta de Funes, víctimas por las que se leva adelante el juicio.
Testimoniales

También declararon en la audiencia Viviana Nardoni (actual directora del Museo de la Memoria) y Luis Megías, sobrevivientes del centro clandestinos de detención (CCD) La Calamita, de Granadero Baigorria, otro de los antros utilizados por los represores para secuestrar y torturar a los perseguidos políticos durante la dictadura en Rosario.

Nardoni y Megías, que al momento de sus secuestros (el 3 de julio de 1977) estaban casados, ratificaron y ampliaron sus declaraciones ya brindadas en el juicio Guerrieri II, en el que también fueron testigos, aunque en esa oportunidad lo hicieron para dar cuenta de los delitos cometidos contra otros detenidos, mientras que ahora también testimoniaron por sus propios casos.

Acusados por los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y tormentos, los diez ex integrantes del Destacamento 121 de Inteligencia del Ejército son juzgados por los crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención La Calamita, Quinta de Funes, La Intermedia y Escuela Magnasco contra 47 víctimas del Terrorismo de Estado, 24 de ellas desaparecidas.

Además de Isach y Costanzo los imputados son los militares (RE) Pascual Oscar Guerrieri, Juan Daniel Amelong, Jorge Alberto Fariña, Marino Héctor González, Alberto Enrique Pelliza y los personales civiles de inteligencia (PCI) Walter Salvador Dionisio Pagano, Ariel López y Juan Andrés Cabrera.

Entre otros delitos, en el proceso se investigan los asesinatos y desapariciones de Jorge Horacio Novillo, Eduardo José Toniolli, Stella Hillbrand De Del Rosso, Carlos Rodolfo Juan Laluf, Marta María Benassi, Miguel Ángel Tosetti, Oscar Daniel Capella, Ana María Gurmendi, Fernando Dante Dussex, Héctor Pedro Retamar, María Adela Reyna Lloveras, Teresa Soria De Sklate, Raquel Ángela Carolina Negro, Marta María Forestello, Liliana Nahs De Bruzzone, Alberto Barber Caixal, Fernando Rubén Messiez, Aníbal Morcabel, Héctor Larrosa, Ernesto Víctor Traverso, Guillermo White, Fernando Feliz Agüero, Rubén Daniel Flores, Edgar Tulio Valenzuela –cuya desaparición ocurrió tiempo después de los hechos juzgados– y Jorge Luis Ruffa –sus restos fueron identificados–.

También se imputa a los acusados los secuestros, privaciones ilegales de la libertad y tormentos de los ex detenidos y sobrevivientes Jaime Feliciano Dri, Carlos Alberto Novillo, Alejandro Luis Novillo, Graciela Inés Zitta, Susana Elena Zitta, Emma Stella Buna, Rafael Bielsa, Carmen Cantalejo, Patricia Beatriz Coria, Francisca Daniela Domínguez, Mercedes Domínguez, Eduardo Francisco Ferreyra, Daniel Ángel Luis Fuhr, Diego Aníbal Walter Fuhr, Juan Carlos Gesualdo, María Amelia González, Luis Megias, Viviana Nardoni, Adriana Del Huerto Quaranta, Laura Esther Repetti, María Luisa Rubinelli y Elena Sarnari.

jueves, octubre 27, 2016

Guerrieri III. Delcaró Amelong: “Hice lo que tenía que hacer”


Foto: Franco Trovato Fuoco.

Uno de los imputados en el juicio de la causa Guerrieri III por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, Juan Daniel Amelong, declaró este jueves que participó de lo que definió como un “conflicto”.
El acusado –que ya posee dos condenadas anteriores por su actuación durante el Terrorismo de Estado- les dijo a los integrantes del Tribunal Oral Federal I de Rosario que “ustedes no son mis jueces naturales”, por cuanto entiende que su conducta durante la última dictadura debe ser evaluada por la Justicia Militar.
Además, el teniente coronel (Re) Amelong declaró que “el Ministerio Público Fiscal está integrado de manera ilegal” y que en los juicios “no se llega a la verdad porque se coarta la prueba”.
El acusado consideró el proceso oral en su contra como un “juicio de venganza” y negó los cargos en su contra. Para ello, se remitió a las declaraciones indagatorias realizadas en los anteriores procesos en su contra.
Amelong, que integró el Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario durante la última dictadura, fue uno de los acusados en la tercera parte del juicio denominado Guerrieri que declaró en la jornada de este jueves.
En el debate oral hay otros nueve imputados entre militares retirados y ex Personal Civil de Inteligencia (PCI) de los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y tormentos contra 47 víctimas.
La causa investiga lo sucedido con detenidos-desaparecidos en los centros clandestinos de detención que integraron el circuito represivo del Destacamento 121 de Inteligencia: “La Calamita”, “Quinta de Funes”, “La Intermedia” y “Escuela Magnasco”.
En la audiencia de este jueves también declaró Foto: Franco Trovato Fuoco.
el ex subjefe de esa unidad militar de Inteligencia, Oscar Pascual Guerrieri, quien dijo: “Mis jefes están todos muertos y siendo así me toca a mí cargar con toda la responsabilidad”.
A su turno, el militar retirado Jorge Fariña se negó a declarar y sólo dijo que está por cumplir 75 años y espera que se le otorgue la prisión domiciliaria, a la vez que pidió no presenciar las audiencias.
El ex PCI Walter Pagano, otro de los imputados, solicitó lo mismo y negó los cargos en su contra.
Por su parte, el comisario retirado Rodolfo Isach –que prestó servicio como agente civil a la Inteligencia militar– le pidió al Tribunal declarar este viernes por problemas en la garganta.
La mayoría de los imputados le pidió al TOF1 no participar en forma directa de las audiencias, sino desde sus lugares de detención o en sus domicilios, aquellos que fueron beneficiados con prisión domiciliaria.

Delitos

Los diez acusados del juicio son los militares (RE) Pasc­ual Oscar Guerrieri, ­Juan Daniel Amelong, ­Jorge Alberto Fariña,­ Mar­ino Héctor González, Alberto Enrique Pelli­za y los personales civiles de inteligencia (PCI) Walter Salvador Dion­isio Pagano, Eduardo ­Rodolfo Costanzo, Ariel López y Juan­ Andrés Cabrera. Más el escurridizo Isach, quien estuvo prófugo durante cuatro años y en 2012 fue detenido en su casa del balneario de Ostende, en el partido bonaerense de Pinamar.
Los represores están imputados por delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y tormentos, cometidos en los centros clandestinos de detención La Calamita y Quinta de Funes contra 47 víctimas del Terrorismo de Estado, 24 de ellas desaparecidas.

Foto: Franco Trovato Fuoco.

jueves, octubre 13, 2016

Guerrieri III: Pregunta de un represor al presidente

Foto: Franco Trovato Fuoco.

El noveno juicio contra represores de la dictadura en Rosario, conocido como Guerrieri III, comenzó con la lectura de los requerimientos de elevación y un episodio que derivó en la expulsión de dos de los diez imputados. Este jueves, el ex teniente Juan Amelong mostró un cartel con la leyenda “Macri Miente? Sigue el curro” y desde el tribunal lo hicieron retirar por la Gendarmería.
Con la tecnología de Blogger.